viernes, 23 de diciembre de 2011

Villancicos de mi Tierra...



Madre en la puerta hay un Niño. 

(Popular)


Madre en la puerta hay un niño,
más hermoso que el sol bello,
diciendo que tiene frío,
porque viene casi en cueros.
Pues dile que entre se calentará,
porque en esta tierra ya no hay caridad. 
Porque en esta tierra,ya no hay caridad.


Entró el Niño y se sentó,
  mientras que se calentaba,
le preguntó la patrona,
¿De qué tierra y de qué patria?
Mi Padre es del Cielo,
mi Madre también,
Yo bajé a la tierra para padecer.
Yo bajé a la tierra para padecer.


Hazle la cama a este Niño,
en la alcoba y con primor.
No me la haga usted señora,
que mi cama es un rincón.
Mi cama es el suelo desde que nací
Y hasta que me muera ha se ser así.
Mi cama es el suelo desde que nací
Y hasta que me muera ha se ser así. 


______________________________

Los Campanilleros 
______________________

La Niña de la Puebla

En los pueblos (bis) de mi Andalucía
los campanilleros por la madrugá,
me despiertan con sus campanillas
y con las guitarras me hacen llorar, y empiezo a cantar
y al sentirme todos los pajarillos,
cantan en las ramas y se echan a volar.

Toas las flores (bis) del campo andaluz
al rayar el día llenas de rocío
lloran penas que yo estoy pasando
desde el primer día que te he conocido
porque en tu querer tengo puestos los cinco sentíos
y me vuelvo loca sin poderte ver.

Pajarillos (bis) que estáis en el campo
gozando el amor y la libertad
recordarle al hombre que quiero,
que venga a mi reja por la madrugá
que mi corazón se lo entrego al momento que llegue
cantando las penas que he pasao yo.




--------------------------------------------------------------------------
Manuel Torre

A la puerta(bis) de un rico avariento
llegó Jesucristo y limosna pidió
en lugar de darle limosna
los perros que había se los achuchó
pero quiso Dios que los perros al momento rabiaran
y el rico avariento pobre se quedó

Si supieras la entrada que tuvo
el rey de los cielos en Jerusalén,
que no quiso coche ni calesa
solo un jumentito que alquilao fue
quiso demostrar, que las puertas divinas del cielo
tan solo las abre la santa humildad

Dos pastores (bis) corrían pa un árbol
huyendo de una nube que se alevantó,
cayó un rayo a nosotros nos libre
y a uno de ellos lo carbonizó
pero al otro no, que llevaba la santa reliquia
de la Virgen pura de la Concepción.





3 comentarios:

Mundo de tinta y papel dijo...

Tienes un blog precioso. Con tu permiso, te sigo.
Saludos.

don vito andolina dijo...

Hola, concisas y precisas letras desnudan a golpe de talento este germinal blog, si te va la palabra encadenada, la poesía, te espero en el mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen día, besos atrevidos..

IMa_ dijo...

Gracias por vuestros amables comentarios.. Me gusta poder hacer feliz con mis pequeñas cosas...